Medievil

Medievil y la preservación del clásico

Vale. Vamos a empezar este articulo con un ejercicio de sinceridad. Lo normal en los textos sobre clásicos que han vuelto a la vida para tener una segunda oportunidad, tal y como la ha tenido Sir Daniel Fortesque (protagonista del juego que hoy nos atañe), es hablar sobre nuestra relación con el original. Historias sobre cuanto echábamos de menos esas meriendas mientras jugábamos más cerca de las televisiones de lo que nuestros padres quisieran. Pero me temo que no es mi caso. Mi hogar estuvo en la Nintendo 64, haciendo fotos a Pikachu y enfrentándome a Andross en una galaxia lejana.

La PlayStation primigenia pasó por mis manos, pero fue solamente para puntuales partidas al Spyro y una demostración de Tekken 3 en casa de mi vecino. Para cuando yo llegué a Sony, Sir Daniel ya no estaba ahí. Y esto no es malo, porque a cada uno le da a lo que le toca. Esos primeros juegos siempre van a estar ahí, y es muy importante atesorar esas memorias y hablar de cómo nos han influido a día de hoy a nivel creativo o personal. Pero pese a no sentir esa conexión con el caballero de Gallowmere, conozco su legado y su estatus de título de culto, por lo cual este remake ha sido para mí una oportunidad dorada para zambullirme en su leyenda.

Primero de todo, un poco de historia. Medievil salio originalmente en 1998, recibiendo una secuela un tiempo después. Años mas tarde también recibió una reinvención, en el año 2005. Desde entonces a Sir Dan solo se le ha visto haciendo cameos en algún que otro infame juego de peleas, del que hoy no viene a cuento hablar, y poco más, por lo cual la franquicia estaba prácticamente en el olvido. Pero PlayStation 4 esta reviviendo clásicos de la pequeña gris de Sony, siendoCrash Bandicot N Sane Trilogy cabeza de cartel, seguido por Spyro. La recepción de estos juegos ha sido buena, demostrando que un título un poco mas tontorrón también puede funcionar bien fuera de consolas de Nintendo. No todo tiene que ser Death Stranding y The Last of Us.

Medievil tenía que volver y aquí está de nuevo, con una aproximación más al clásico que el de PlayStation Portable. Lo cual en parte me apena, pero lo comprendo. Veréis, antes de lanzarme a escribir estas lineas decidí probar ambas versiones y a leer artículos sobre la versión de la portátil. En general, dentro de la comunidad no fue muy bien aceptada, ya que rediseñaba completamente los niveles, redoblaba el juego entero y en general adaptaba cosas para entrar mas en los estándares de diseño modernos de hace catorce años. La versión de PlayStation 4 mantiene el doblaje y los niveles originales, siendo una aproximación mas directa al clásico, mientras que la versión de PSP distaba de esto.

Comprendo que quieran mantener los niveles originales, y dejar las voces cutronas me parece un punto clave para los mas nostálgicos, pero buscar intencionadamente que se juegue como un juego de PlayStation me hace arquear la ceja. Vamos a expandirnos con esto. No se juega exactamente igual que en PSX, pero sí que busca intencionadamente que se juegue un poco obtuso, cosa que no termino de entender. En el remake de la portátil de Sony, sin llegar a ser una delicia, era gustoso pelear y no sentías que a veces algunos golpes te entraban por la cara y el control de Fortesque era más fluido. Cosa que no siento en ninguna de las otras dos versiones. Entiendo que quiera beber del juego clásico, pero renegar del camino recorrido es una decisión un poco extraña.

Estoy en contra de algunas decisiones de diseño de esta versión de Medievil. No entiendo por qué no hay puntos de guardado a lo largo de los niveles; las pantallas no serán especialmente largas, pero tener que repetirlos enteros porque he muerto en el jefe me quita las ganas de jugar. Las botellas de vida es otro de mis problemas con este juego, porque, ¿cuál es el motivo de que no se recarguen entre niveles? Me ha tocado entrar un montón de veces en el tutorial para poner la vida al máximo antes de la siguiente fase. El jugador tiene acceso a esto sin demasiado problema. Entonces, ¿qué costaba dejarme empezar el nivel con toda mi salud? No es un gran problema, pero sí me parece una idea que comprendo que se plantease en los noventa, aunque no concibo que se respete en 2019. Para el jugador es aburrido y solo consigues mermar sus ganas de continuar jugando.

Mis primeras horas de Medievil fueron algo confusas. Mi intención era pasarme los niveles sin complicarme y seguir adelante. Llegados un punto empezaron a partirme en dos, así que decidí repasar niveles pasados y conseguir los cálices. Y sinceramente, a partir de ahí empece a ver la luz. La mejor parte de Medievil es su diseño de coleccionables, ya que no solo te hacen completar el nivel, sino explorar con diferentes normas en cada uno para conseguir este objeto. No solo te valen para lucir platino, sino que tras cada cáliz recibiremos armas o mejoras para Sir Daniel. Estas son vitales, porque no solo son más fuertes que nuestra espada básica, sino que además algunas enriquecen la diversión del título. Sinceramente, si hubiesen incidido en pulir el juego, tal vez completarlo sin mejorar a Dan podría ser un buen reto, pero me temo que al no ser así deberemos vernos parcialmente obligados a conseguir los coleccionables de tantos niveles como podamos. Por suerte, tal y comentaba, hacer esto es muy satisfactorio, así que me temo que podemos simplemente aceptarlo.

Haber pasado por tres versiones diferentes de Medievil me ha hecho pensar en la preservación de los clásicos. En el videojuego hay mucho estigma con los relanzamientos, y no paro de escuchar que estamos en la época de los remakes y los remasters. La verdad, esta crítica me parece desinformada. Las revisiones siempre han estado ahí y seguirán estándolo. Sin ir mas lejos, Gameboy Advance se nutrió de relanzamientos de un montón de juegos clave de Super Nintendo. Luego está el debate de la preservación de obras, puesto que al depender el videojuego de plataformas, cientos de títulos se han ido escondiendo. ¿Cómo podemos acceder a nuestro pasado, aunque sea solo para estudiarlo?

A veces nos vemos forzados a tirar de medios alternativos y comprendo que económicamente traer de vuelta todo el catálogo de una antigua plataforma es imposible, pero oportunidades como esta, de poder acceder a ciertos títulos, deberíamos de agradecerlas. Más tarde podremos entrar en el debate de cómo los conservan, porque no seré yo quien defienda casos nefastos como Silent Hill HD Collection, pero si seré el que defienda que el que tengamos este tipo de relanzamientos solo beneficia, dándonos a los jugadores acceso a obras icónicas del pasado y a las empresas dinero para financiar nuevos proyectos. Solo hay que sacar la cabeza un poco de nuestro medio y mirar otros. ¿Cuántas ediciones han salido en formato domestico de Solo en Casa? ¿A alguien le molesta esto? Que alguien tenga la opción de comprar la película en BluRay no te quita a ti tu viejo VHS. Pero el cine es un medio con muchísimo más recorrido y opino que en ese aspecto aún nos falta camino por recorrer.

Por otro lado esta el tema de la preservación de la experiencia más clásica. Personalmente, soy del parecer de no sentirme atraído por los remakes a medio camino. Siempre veo estos juegos como oportunidades de descubrir títulos del pasado en su mejor forma, y me apena cuando se confunde el parecer viejo con serlo. Dragon Quest XI, por ejemplo, trae ideas de hace treinta años en apariencia, pero internamente tiene una cantidad de mejoras inmensas que hacen que el juego no se sienta del siglo pasado. Creo que se podría haber hecho que este reencuentro con Fortesque funcionase mejor tanto para nuevos como para extraños, y lo hubiesen conseguido con más mimo, tanto en lo técnico como en el diseño de sus mecánicas.

Esta versión de Medievil teme actualizar formulas viejas y, aunque en el trabajo artístico hayan conseguido hacer que el juego luzca mejor que nunca, me temo que hay cosas que no han funcionado tan bien como me gustaría. Aunque como decía antes, no siento esa conexión con el guerrero de Gallowmere que cayó con la primera flecha. Si habéis jugado al  Medievil original seguramente conozcáis sus problemas mucho mejor que yo, y si esperábais este título seguramente seáis más permisivos de lo que yo estoy siendo. Y eso es bueno. A veces conectar con nuestro pasado es una buena forma de saber cómo hemos llegado a donde estamos ahora. Así que si sois veteranos, os animo a que agarréis vuestra espada y os lancéis a derrotar a Zarok.