HITMAN 3

HITMAN 3, una trilogia para morirse

Con el paso de los años y la evolución de una industria sin control, la existencia de trilogías en el sentido más puro de la palabra se ha visto en declive a causa de factores como el coste de producción de un título, sus expectativas de ventas o la propia naturaleza volátil de este sector del entretenimiento. Por eso, ver como IO Interactive, desarrolladores de la clásica saga Hitman que consiguió lanzar al mercado un reboot en 2016 que pasó sin pena ni gloria a causa de la política de por aquel entonces su dueña Square Enix de lanzar el juego por capítulos, lanza una trilogía del famoso Agente 47 incluso después de una separación del titan japones con un nivel de consistencia y calidad pocas veces vista en la última década es digno de admirar.

Hitman 3 ya esta aquí y supone el fin de la nueva trilogía de nuestro calvo favorito. El Agente 47 termina un ciclo dentro de su propia narrativa y nos deleita con una aventura que mantiene el humor negro tan propio de jugar como un asesino profesional que se disfraza cual Mortadelo con un thriller global donde se pone en juego lealtades que se creían inquebrantables y algunos de los fundamentos narrativos de la saga desde su concepción.

Como ya nos tiene habituados la gente de IO Interactive, si poseemos los dos títulos anteriores de la trilogía, estas misiones se traspasan automáticamente a Hitman 3 con nuestros correspondientes desbloqueos. Es más, Hitman 3 consigue alojar todos los mapas y desafíos de la trilogía entera remasterizando los mapas con las mejoras al motor grafico que han ido refinando con los años. Toda una muestra de como este reboot de Hitman no solo es una trilogía si no que además es una experiencia expansiva, más parecida a una serie de televisión por “temporadas” que a un juego separado por años de desarrollo.

Para poneros un poco en situación a aquellos que no hayais jugado todavía la trilogía y estéis deseando probarla, la historia de Hitman 3 empieza con el Agente 47, su amigo perdido de la infancia Lucas Grey y la jefa de 47, Diana Burnwood se embarcan en una campaña descomunal persiguiendo a una sociedad secreta que controla multiples factores de la economía mundial. La caza del 1% de la sociedad tiene tintes personales, ya que Providence es la causante de la creación de 47 y todos los terribles experimentos que vivió de niño.

Las aventuras de este trio tan inusual nos llevaban desde el edificio más alto del mundo en Dubai hasta las abandonadas y distopicas calles de Chongqing en China. Cada una de estas localizaciones cuenta con sus propias mecánicas que las diferencian unas de otras al contrario que los anteriores títulos, donde los mapas se basaban en matar a un par de objetivos (teniendo muchas opciones y creatividad por supuesto). Por ejemplo durante nuestra visita a Dartmoor, Inglaterra, tendremos que resolver un misterioso asesinato a puerta cerrada. Llevando a cabo una investigación nosotros mismos, concluyendo quien fue el culpable después de recabar las pruebas pertinentes y podemos fallar, podemos acusar a la persona equivocada o usar esa acusación para acercanos a nuestros objetivo.

Hitman 3 quizas sea el juego de la nueva trilogía que menos “historias” ofrece, es decir, oportunidades guiadas por los desarrolladores para que los jugadores vean una forma de deshacerse de los objetivos de manera creativa y en muchas ocasiones divertida. La filosofía que IOI ha adoptado para este título recuerda mucho a aquellos juegos originales donde 47 tan solo tenia la ayuda del jugador y su atención para encontrar los momentos adecuados en sus asesinatos. Esto puede empañar un poco la experiencia a los jugadores menos pacientes pero si ya habéis jugado Hitman creo que esta nueva forma de afrontar los increíblemente detallados mapas es una evolución natural de la jugabilidad ya que IO Interactive no trata a los jugadores como novatos que acaban de entrar en la saga. Saben perfectamente quienes están jugando este título.

En definitiva Hitman 3 supone la culminación de más de veinte años de historia de IO Interactive y abre las puertas a una nueva era donde el Agente 47 puede o no volver pero el futuro luce brillante para todos los involucrados con la franquicia y en especial, para sus jugadores.