Destiny 2: Forsaken. Key Art
Destiny 2: Forsaken. Key Art

Destiny 2: Los Renegados: Entre la luz y la oscuridad

Con el primer aniversario ya cumplido del título de Bungie, este necesitaba una nueva expansión más grande y que lo mejorase en todos los aspectos. Por esto, Destiny 2: Los Renegados es el soplo de aire fresco necesario para que los miles de guardianes que aún juegan puedan seguir conociendo y enriqueciéndose en historia y lumen a partes iguales. Pero no es oro todo lo que reluce, si no que se lo digan al primer año de Destiny 2, que se ha visto varias veces en horas bajas por suslamentables acabados en sus contenidos descargables, como La maldición de Osiris El Estratega, que hicieron que muchos guardianes abandonaran al Viajero… ¿para siempre?

Tráiler de lanzamiento

Nuestro nuevo periplo comienza en la Prisión de los Olvidados con la unidad Cayde-6 y Petra Venj para restablecer el mismo orden en aquella, pero la cosa se complica, siendo todo un motín del príncipe insomne Uldren Sov para dar caza a Cayde-6.

Entonces, se nos abre la Costa Enredada, una nueva zona que explorar con una nueva amenaza, los Repudiados (aquellos caídos expulsados de sus clanes e internados en la Prisión de los Olvidados), así como un nuevo aliado, la Araña. La narrativa de esta campaña se desenvuelve con buena soltura, pero padeciendo de corta duración, entre unas seis y ocho horas. Tras acabarla, tendremos la ocasión de entrar en la Ciudad Onírica, la zona de la expansión en la que se requerirá de un alto nivel de luz para acceder a todas sus actividades, como a la nueva raid Último Deseo, la cual hasta la fecha ha sido completada por muy pocas hermandades, entre ellas Redeem, que lo consiguió tras casi diecinueve horas desde su estreno.

Destiny 2: Forsaken. La Ciudad Onírica.

Ya sabemos que la fórmula de Destiny no consiste en crear campañas extensas ni espectaculares, sino en centrarse en el contenido posterior a las mismas y que el jugador llegue al nivel máximo actual (50). Por esto, el equipo de Bungie ha rediseñado todo el sistema de actividades diarias y semanales, haciéndolo mucho más divertido y fresco, ya no basta con abrir el mapa del Cosmos, sino que hay que abrir cada zona para averiguar qué hay que hacer.

También, se ha renovado el sistema de progresión de armas y armaduras, resultando más complejo y difícil, por lo que la dificultad para progresar hacia el nivel máximo de luz se ve acrecentado, llegando a ser a menudo frustrante y odioso. Además, la expansión incluye un montón de nuevas armas y armaduras para nuestros guardianes y espectros. Asimismo, nos trae un nuevo sistema de colección y triunfos con los que poder desbloquear y saber en todo momento qué armas o armaduras nos faltan, o qué logros o historias hemos desbloqueado, recordando al Grimorio que teníamos en el Destiny del 2014.

Destiny 2: Forsaken. La Colección.

Tenemos que destacar las intenciones y el nuevo rumbo que quiere trazar el equipo de Bungie con esta expansión y el pase anual de contenido, que actualmente se encuentra disponible en la tienda oficial de Blizzard. Dicho rumbo mira hacia la oscuridad de los guardianes y apunta al posible regreso de un personaje del primer título.

También queremos comentar que el título se ha ejecutado tanto en un PC de alto rendimiento como mediante el software de streaming de Nvidia Geforce Now siendo su rendimiento espectacular. No obstante, su banda sonora y doblaje también son dignos de mención.

Para concluir, puedo asegurar que esta expansión, a pesar de no llegar al nivel que tuvo en su día el Rey de los Poseídos, se acerca en gran medida. Los Renegados ha dotado al título de aquellas mecánicas y desarrollos de los que carecía inicialmente. Esto lo ha hecho a costa de la mayoría de usuarios, haciéndolos volver a pasar por caja, un movimiento bastante sucio con el que ha perdido un gran número de guardianes, que seguramente esperarán a que esté de oferta, como ya lo hizo Destiny 2 hace unos meses en PC y ahora en la suscripción de PlayStation Plus.

Administrador Web

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *