Barcelona Games World

Barcelona Games World 2018

Un año más Barcelona Games World ha batido su récord de asistencia con 138.000 visitantes registrados los días 29 de noviembre a 2 diciembre en Fira Barcelona Gran Via. Una cifra que, a priori, demuestra la buena salud del evento en la ciudad condal, pero que no sacar a relucir las motivaciones que realmente impulsaron su tercera edición. Un vistazo a los múltiples materiales gráficos dará buena respuesta de ello; y es que en la última edición de la feria de videojuegos despuntaron tres zonas: la dedicada a RetroBarcelona, el sector de los videojuegos independientes impulsado por Catalan Arts y las experiencias exclusivas de la cita.

La falta de títulos exclusivos, en contrapartida frente a los numerosos presentes en Madrid Games Week, desmotivó al ávido público. Aún así, el mismo no se libró de colas inabarcables en juegos esperados como Kingdom Hearts IIIJust Cause 4Days Gone, aunque gran parte del elenco que prometió el evento hace meses, bajo el pretexto de un cambio de fecha para ayudar en la compra de los regalos de Navidades, no se ha materializado. En su lugar tuvimos en nuestras manos a Hitman 2Marvel’s Spider-Man o Soul Calibur VItítulos lanzados al mercado y que se prestaban a una partida, no a una atención grandiosa después de su lanzamiento y posterior compra en numerosos hogares.

Sony y Bandai Namco, por su parte, instalaron sus puestos durante los 4 días del evento, mientras que Nintendo lo hizo durante el fin de semana en el pabellón 1, con Super Smash Bros: Ultimate, el reservado para experiencias únicas. No faltaron tampoco las zonas de PlayStation Classic,PlayStation VR y PlayStation Talents, así como el esfuerzo de Bandai Namco por exhibir su catálogo compuesto por los ya mencionados Soul Calibur VI Just Cause 4, y también por Dragon Ball FighterZ, Taiko no Tatsujin: Drum’ n Fun, The Dark Pictures: Man of Medan, One Piece: World Seeker, Ace Combat 7: Skies Unknown, Jump Force Tekken 7. Microsoft, eludiendo su peso en la industria, se situó en una modesta parada compartida y llevó consigo Forza Motorsport 7, quedándose a las puertas de una feria enfocada principalmente en otros quehaceres.

Mientras tanto, las conferencias del escenario Nescafé, el principal, y las de la zona RetroBarcelona, copaban un encuentro que tuvo a diversos profesionales destacados del territorio nacional pero solo a dos del internacional: Akira Yamaoka, reputado compositor de la industria, y Dmitry Glujovski, autor de las novelas en las que se basa la saga de videojuegos Metro. El ex Director Ejecutivo de Sega y padre de Sonic The HedgehodTom Kalinske, tuvo que cancelar su comparecencia a un día de iniciarse el evento debido a un problema personal de envergadura. Pero la conmemoración del 30º aniversario de SEGA, centrada en el nostálgico espacio RetroBarcelona, continuó en su honor.

Clash Royale, Fortnite, League of Legends, Arena of Valor HearthStone tomaron las riendas del viernes, sábado y domingo en el lateral dedicado a los eSports. En él se presenciaron las finales de la primera Iberian Cup y Riot Games, y se apiñaron paradas de equipos del deporte electrónico deseosos de nuevos talentos. Lo mismo hicieron las principales empresas de tecnología, que se apuntaron a Barcelona Games World para revelar los componentes de última generación destinados a los jugadores. Al mismo tiempo y muy cerca, la XR Zone preparó, entre los dos pabellones, 8 áreas: Gaming VR, Arcade VR, Zombie Attack, Escape Reality, Psicodelic Dome, La17ser Tag, Inmersive Pong y Adrenaline Zone. En la misma línea, el concurso de Cosplay, los drones y robots, y las sesiones de DJ en Los40 Gaming Days aportaron cafeína al asunto.

Razones más que suficientes para que el público enloqueciera con el aire fresco de las actividades preparadas en exclusiva para Barcelona Games World. Las colas métricas y la gran expectación para probar el escape room y el túnel del terror basados en Resident Evil 2, los días en que estuvieron instalados, quedaron colmados por la calidad y profesionalidad de las vivencias en los 988 m² y 170 m² de espacio reservados para ambas aventuras, respectivamente. A pesar de ello y de la mencionada XR Zone (con múltiples actividades de realidad aumenta, virtual y mixta) su intento de equilibrar la balanza no tuvo tanto impacto frente a la sensación de vacío que se apoderó del recinto los cuatro días. A lo sumo, los miembros de PlayStation Plus pudieron acceder a una zona reservadaen su honor para descansar y admirar las vistas de pasillos que, a ciertas horas, parecían haber perdido cualquier atisbo de encanto y asistentes.

Lo que sin lugar a dudas atrajo la atención de los visitantes el fin de semana fue la Vodafone Yu Vértigo, una de las grandísimas bazas de esta edición de Barcelona Games World. La compañía instaló el sábado 1 y domingo 2 de diciembre un dispositivo que permitía la subida a una altura de 50 metros para jugar una partida simultánea de 22 personas en Mario Kart 8 Deluxe. Con unas vistas casi inmejorables de la ciudad condal y sus alrededores, y la adrenalina fluyendo a torrentes, la emoción nos superó a quienes tuvimos la suerte de acceder, incluso para personas con miedo a las alturas, ya que el dispositivo realizaba la subida de manera lenta y pausada. Bajo la atenta mirada de todo el personal, que se volcó con la atención a los asistentes y la seguridad, fue, sin duda alguna, impresionante.

Al mismo tiempo, los pasillos menos concurridos daban paso a una actividad vertiginosa en la zona de 5000 m2 de la RetroBarcelona, en especial el fin de semana. En ella se encontraban todo tipo de reliquias y clásicos que enamoraron a grandes y pequeños, así como también paradas dedicadas a la venta para coleccionistas y amantes de los tesoros, una exposición vanagloriando joyas de los videojuegos, la sección de conferencias y, por supuesto, la presencia de tres de nuestras excelentes editoriales: GamesPressHéroes de Papel y Start T-Magazine Books. Debido a ello, y a la conmemoración del aniversario de Sega, no sorprende que el público acabase una y otra vez deleitándose en sus pasillos y en las conferencias de alto nivel del amplio y atrayente espacio.

Otra de las secciones estrella de Barcelona Games World fue la Catalan Arts Video Games de Catalan Institute for Cultural Companies (ICEC), un organismo creado para impulsar proyectos a nivel internacional mediante las estrategias del Ministerio de Cultura de la Generalitat de Catalunya. En sus 204m², se ubicaron videojuegos independientes de una calidad y variedad indiscutible, así como otros títulos internacionales que se sumaron. El impulsó fue evidente, ya que gran parte de los asistentes de todas las edades se involucraron en los juegos expuestos y pudieron catar obras como Endling de Herobeat Studios, 3 Minutes to Midnight de Scarecrow Studio, Demon Blade de Garage51, Colossus Down de Mango Protocol, Peetons Party de Petoons Studio y Arok & The Chaos Outbreaker’s de Sunforge Interactive, entre otros muchos.

Algunos de los títulos presentes recibieron premios en la Games Startup Competition, una celebración organizada en colaboración con GameBCN. Los concursantes se vieron las caras en tres categorías: Mobile Games, Console Games y Virtual Experiences. En total, la oferta del espacio comprendía a 90 start-ups (de las cuales un 15% fueron internacionales), que tuvieron a su disposición la posibilidad de reunirse con 160 publishers en la Co-Op Bussiness ZoneLas entrevistas tenían una duración de 30 minutos y desde la organización se instalaron zonas destinadas a ello. Unos encuentros que se han visto exponencialmente aumentados año tras año y que Barcelona Games World lleva promocionando desde su primera edición.

Quienes también repitieron en el evento fueron Games&Symphonies, una agrupación de 70 profesionalesque aúnan dos pasiones: la música y los videojuegos. Comparecieron primero en el escenario Nescafé con una pequeña muestra, como cierre de la tarde del viernes, y el día siguiente sobresalieron con el espectáculo que prepararon junto a Akira Yamaoka como artista invitado. En la cita repasaron clásicos y melodías de títulos reconocidos, desde Final Fantasy hasta Undertale, y, dada la ocasión y la presencia de Yamaoka, sumaron al repertorio las memorables canciones de la saga Silent Hill.

No obstante, eso no aplacó la frialdad de una cita que cuenta con una competencia cada vez más numerosa en el país. Poco después de Barcelona Games World, eventos como el Fun & Serious desdibujaron esta edición del mapa. Ha sido inevitable, llegados a ese punto, que los asistentes se preguntaran, reiteradamente, el desenlace futuro de un encuentro que se comprometió a ser un referente a nivel nacional e internacional. Pero no todo son contras, puesto que esta edición del evento abrió una brecha desde donde escarbar para ver el potencial de este país en el desarrollo y permanencia del medio. Desde el talento de los títulos expuestos hasta la pasión en forma de letras y coleccionismo. Imparables, los videojuegos siguen medrando en nuestro hogar. Otro tema será dónde lo harán a partir de ahora.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *